La industria discográfica mexicana crece mientras impera lo digital

Black and White Turntable

Black and White Turntable

La industria de la producción cultural está muy viva en México, y está pasando por un buen momento. A pesar de que en los últimos años la industria discográfica había estado sufriendo una merma constante en sus ingresos, a partir de 2009 el panorama empezó a cambiar, gracias sobre todo a las ventas de música digital a través de Internet.

El mercado mexicano de la música grabada es el segundo más grande en Latinoamérica, después del de Brasil, el segundo más grande entre los países hispanos, después de España, y el primero entre los países hispanoamericanos. En 2012, la industria musical mexicana superó los 140 millones de dólares en ingresos.

En 2013, sin embargo, repercutió mucho en la industria el derrumbe del mercado de música grabada en físico (discos compactos). Por fortuna, el nuevo medio digital ha venido a compensar esa caída. Esto ha sido posible gracias a la colaboración entre la industria musical y las compañías que prestan servicio de Internet y telefonía móvil.

Esta misma alianza es la que permite que hoy en día los usuarios cuenten en sus dispositivos móviles con una gran cantidad de aplicaciones que le llevan entretenimiento a cualquier espacio en el que se encuentren. Tan solo hace falta que se descargue la aplicación desde iphone tragamonedas y se tendrá la posibilidad de ir a todas partes con sus juegos favoritos.

Actualmente hay 28 sitios web mexicanos que ofrecen el servicio de descarga legal de música digital. Además, la llegada de plataformas como Spotify, Google Play, Rdio y Deezer permitieron ofrecer a la audiencia mayores posibilidades de compra, y para 2013 la compra de música digital por Internet ya representaba el 48% de las ventas totales de música.

Ya en el primer trimestre de 2015, el mercado de la música digital representaba nada menos que el 66% del total, dejando a la música grabada en soportes físicos un 34% del total, según datos de la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (Amprofon).

Los servicios de streaming son ahora, sin duda, el principal referente cuando hablamos de compra de música, tanto en México como en gran parte de los países del mundo. Con la expansión y consolidación del Internet en los países en vías de desarrollo, se espera que esta tendencia siga creciendo cada vez más.